Make your own free website on Tripod.com

VISITE NUESTRAS PÁGINAS WEBS:
http://www.ayahuasca-sabiduria.com

http://mistica.ayahuasca-sabiduria.com

SEMINARIO - TALLER PARA SER AYAHUASQUERO

AYAHUASCA

DEFINICION DE CONCEPTOS

aya1.gif

HOME

DEFINICION DE CONCEPTOS | PSICO-ACTIVIDAD | EXPLORACION DE LA CONSCIENCIA | PSICONAUTAS AYAHUASQUEROS | RADIANTE ENERGIA PSIQUICA | REPORTAJES Y NOTAS PERIODISTICAS

Hablar de la Ayahuasca, es hablar de la consciencia humana, que ha sido hasta el momento, el canal por el que se accede al espíritu universal. En tal sentido, nuestra consciencia es infinita. Es decir, la Ayahuasca nos revela una consciencia omnisciente de la que siempre fuimos poseedores (y por favor que esto no se mal entienda como una exagerada manifestación de soberbia).

Es pertinente aclarar un conjunto de PRE-JUICIOS que mucha gente tiene, y que son precisamente, la razón de sus conflictos, trabas, bloqueos o problemas en general, antes, al momento o después de beber Ayahuasca. En esta sección, intentamos despejar algunas dudas o tabúes con respecto a la Ayahuasca, o simplemente establecer un diálogo alturado sobre nuestra práctica o experiencia psiconautica (exploración de nuestra consciencia con Ayahuasca).

LIBERTAD DE
CONSCIENCIA

Para dicho propósito, permítanme expresarme como un legítimo ser que goza de su facultad suprema, como es la LIBERTAD DE CONSCIENCIA. Esta libertad o derecho de consciencia, sin límites ni dogmatismos, ha permitido desde la misma aparición consciente del hombre sobre la faz de la tierra, hasta el día de hoy, hacer y deshacer; construir y destruir, reconstruir y redestruir, inventar y reinventar, crear y recrear, innovar y renovar, nacer y renacer; amplificar cada vez más su consciencia, su entendimiento y evolucionar biológica y espiritualmente.

El gran primer motor que ha movido a los hombres temerarios y sagaces, ha sido siempre la IMAGINERÍA MENTAL, esta maravillosa inspiración divina, que habitaba latente en lo más profundo de cada uno de nosotros. Fueron nuestras UTOPÍAS, las que nos reivindicaron siempre y nos motivaron a seguir viviendo, nos motivaron a entender a esta paradójica o irónica vida, como la mejor vida, o la más perfecta de todas las posibles vidas, a pesar de todo.

Nuestra Libertad de Conciencia, desde la época de las cavernas, permitió a nuestros ancestros explicar o explicarse, de alguna manera, los diversos fenómenos o sucesos. Así se concibieron las primeras mitologías (explicaciones metafóricas de los orígenes culturales), las primeras religiosidades, los primeros esbozos gnoseológicos (teorías del conocimiento), los primeros conocimientos o métodos científicos y las primeras reflexiones filosóficas en torno a todo.

El despliegue de esta Libertad de Conciencia, es la gran variedad de cosmovisiones existentes en todo el planeta. Esta gran diversidad de maneras de pensar o entender el mundo, permite hacer madurar nuestra tolerancia, y convertirnos en seres cosmopolitas; en seres universales que superen su asfixiante chovinismo o regionalismo.

Un amanecer; Tamaño real= 240 píxels de ancho

¿QUÉ ES LA AYAHUASCA?

Interrogarse ¿Qué es la Ayahuasca, hoy en día? es sin duda, una pregunta que nos conduce a respuestas o puntos de vista divergentes. Por un lado, algunos pueden responder que se trata de la mayor espiritualidad que tiene la naturaleza; en este sentido se relaciona a la Ayahuasca con la noción de Dios; la Ayahuasca es entonces, la madre de todas las madres o espíritus, del mundo místico amazónico. Por otro lado, otros responderán, que la Ayahuasca es una extraordinaria substancia química, equivalente a un neurotransmisor u hormona cerebral, que activa el psiquismo y pone de manifiesto las infinitas potencialidades humanas.

El uso tradicional de la Ayahuasca, es como planta que enseña, para la adivinación, diagnóstico y tratamiento de enfermedades en contextos ceremoniales. La Ayahuasca provoca estados de carácter curativo, místico y visionario. Cuando uno bebe Ayahuasca, ingresa en una dimensión de la consciencia, donde los referentes espacio-temporales, a los cuales estamos cotidianamente acostumbrados, cambian radicalmente. Ingresamos en un estado de conciencia, con el que nos es muy fácil recordar todo nuestro pasado y nos es transparente nuestro presente. A partir del reconocimiento de nuestro pasado y presente, podemos emprender una verdadera proyección

Desde el remoto pasado, etnias amazónicas han desarrollado su mitología, religiosidad y cosmovisión basadas en el consumo de Ayahuasca. Las prácticas chamánicas, las celebraciones de rituales, la predicción de la caza, los ritos iniciáticos de transición, la toma de decisiones, la resolución de conflictos intra-familiares e intra-tribales, entre otros, fueron también inspirados en trance con Ayahuasca. Esta bebida, es la clave del conocimiento empírico de todo el saber mitológico, religioso y etno-médico tradicional de la amazonía.

Los ayahuasqueros entendieron que el hombre es dependiente de la naturaleza en medicina, alimento, abrigo, etc. Los Shamanes también reconocieron que las plantas no sólo podían tener características medicinales, sino también, y sobre todo, características espirituales. La Ayahuasca, tiene un importante valor y significado, no sólo para nuestros pueblos aborígenes, sino también para los habitantes de la moderna sociedad industrial; porque el estado extraordinario de iluminación consciente (trance) que se logra alcanzar, es una auténtica fuente de conocimiento y medio para desarrollar la conciencia humana, a niveles aún inéditos.

Existe consenso para reconocer a las plantas PSIQUEDÉLICAS (deriva de los términos griegos PSIKÉ y DELOUN, que significa algo que manifiesta la mente, el espíritu o el alma) como llaves mágicas que nos ponen en contacto con el mundo del espíritu. Psicológicamente se diría que estas plantas nos ofrecen la posibilidad de acceder al mundo del inconsciente. Antropológicamente se afirma que estos vegetales nos abren una puerta para experimentar lo sagrado y maravilloso que hay en la naturaleza.

La mayoría de expertos en PSICONÁUTICA (exploración de la consciencia empleando psico-activos) en la actualidad, coinciden en señalar que las substancias enteógenas, ponen en actividad, funciones mentales que cotidianamente se encuentran adormecidas o inactivas. Esta psico-actividad, permite precisamente de manera súper consciente- reconocer o explorar, los confines de nuestra consciencia.

El pensamiento mitológico de nuestros ancestros, fue una manera legitima de conceptualizar el mundo. La perspectiva del pensamiento primitivo, se centraba en la realidad del alma o mundo espiritual, que por supuesto, también es una gran realidad, que forma parte del conjunto de facultades de la consciencia humana.

Lo fundamental de la bebida Ayahuasca, sea cual fuere el contexto en el que se la use, es su extraordinaria capacidad de permitir a la consciencia humana el poder acceder a infinitos estados o niveles de consciencia. Esta mareación, ha generado la construcción de la cosmovisión amazónica o teoría del mundo de nuestros ancestros.

Los estados mentales de carácter místico y visionario que provoca la Ayahuasca, son al mismo tiempo, la estructura mental base de nuestra cosmovisión. Desde el remoto pasado, etnias amazónicas han desarrollado su mitología, religiosidad, chamanismo, arte, sociopolítica, etc, basadas en el consumo de la bebida psico-activa.

La Ayahuasca contiene el espíritu creador, la energía vibrante y el poder de la naturaleza. Es la quinta esencia de la sabiduría ancestral. La Ayahuasca permite desarrollar el arte del encantamiento y el ensimismamiento, con los que, las personas van desvelando y descubriendo el misterio o la incógnita que son; esta apertura, equivale a una nueva dimensión de conciencia.

La Ayahuasca nos hace entender el principio fundamental de nuestra dinámica e interrelación con la naturaleza; las plantas, no solo nos alimentan materialmente, sino también y sobre todo- nos alimentan espiritualmente. La Ayahuasca despierta en los seres humanos, el impulso al bienestar y a la búsqueda de la salud. Nosotros los seres humanos, tenemos naturalmente, un anhelo profundo de sentido y plenitud en la vida. El hombre y la planta, comparten la misma energía y son parte de la naturaleza. El misterio insondable, que nos arremete espontáneamente, genera respeto profundo que invita a la limpieza, a la purificación en todos los niveles, que es la base para una conducta moral impecable.

Lo fundamental de las experiencias con Ayahuasca, es que uno toma consciencia, o se da cuenta de muchas cosas, y a partir de ello comprende y aprende, lo que permite una evolución en el proceso de comprensión y entendimiento de muchas materias. Esta práctica extensiva de la conciencia, proceso progresivo y sistemático de acumulación de comprensiones o saberes, permite el desarrollo gnoseológico de la persona en diversos sentidos.

A partir de las experiencias con Ayahuasca, se activan funciones mentales que cotidianamente se hallaban atrofiadas. A partir de este revelador descubrimiento de facultades y potencialidades, estas se empiezan a desarrollar. Esta dinámica incluye, el ensayo, creación y desarrollo de sentidos internos y externos que permitirá por supuesto el acceso a nuevos estados mentales.

Se demuestra que todos, previa preparación y entrenamiento, podemos cruzar los infinitos reinos del cosmos, arribar a lugares donde el espíritu reside, comenzando el proceso de transformación de uno mismo, porque todos nos hacemos a nosotros mismos. El trance con ayahuasca es una auténtica fuente de neo-conocimiento. La conciencia y la imaginería mental han tenido que ver directamente con la construcción de la cultura.

La causa de los efectos psicodélicos, de beber la Ayahuasca, se centra en la Dimetiltriptamina. La estructura química de la DMT, está estrechamente relacionada con la estructura química de hormonas, o neurotransmisores, que son segregados naturalmente por el cerebro. Estos agentes fisiológicos cumplen un papel muy importante en la bioquímica del funcionamiento mental.

Así como la DMT de la bebida Ayahuasca, nuestro propio cerebro, segrega una substancia que es la responsable de los sueños nocturnos. Es decir, cuando una persona se duerme, su cerebro, empieza a segregar una substancia química, equivalente a la DMT de la Ayahuasca, que permite, precisamente, que la persona sueñe. El efecto de beber Ayahuasca, es entonces, aproximadamente como experimentar un sueño, pero mientras estamos despiertos. Sentir los efectos de la Ayahuasca, es como soñar, pero con plena conciencia del contenido de las imágenes y de los contenidos emocionales que tiñen el sueño. Esto es, acceder a la infinita información que contiene nuestro sub-conciente o mundo espiritual.

Ha sido la conciencia humana, desde tiempos inmemoriales, la que ha ido moldeando y desarrollando la cultura en diversas áreas. Esta misma conciencia humana, se ha ido moldeando y desarrollando así misma, hasta alcanzar grados sorprendentes que hoy podemos distinguir. Se reconoce que diversas culturas en el mundo, han elaborado y desarrollado, complejos saberes y técnicas, sobre el manejo de nuestra conciencia. Para ello emplearon algunas substancias hechas de algunos vegetales (como la Ayahuasca en la Amazonía) y sofisticadas técnicas del éxtasis como la repetición de mantras, ritmos de respiración, danzas, música e Icaros.

¿CÓMO ENTENDEMOS
A LA AYAHUASCA?

La Ayahuasca es nuestra Sagrada Planta Maestra. A partir de este reconocimiento, entendemos a la bebida Ayahuasca, como nuestro fundamental alimento espiritual, que nos libera y amplifica la consciencia, por encima de todo dogma o parámetro cultural. La Ayahuasca, es la clave para desarrollar el auto-conocimiento personal (Biológico, fisiológico-anatómico y Psicológico, espiritual-trascendental).

La toma de Ayahuasca del hombre contemporáneo tiene el mismo sentido que la del hombre nativo. Es decir, se asume beber Ayahuasca para auto-examinarse o consultar con el maestro interior. La diferencia entre ambas actitudes es que son asumidas en contextos históricos y culturales distintos.

¿PORQUÉ NEO-CHAMANISMO
CON AYAHUASCA?

El chamanismo se encuentra profundamente arraigado en las experiencias extáticas, visionarias de todas las culturas del mundo. El Chamanismo, es un término inventado por los primeros antropólogos para clasificar las prácticas menos comprensibles de los primitivos. La palabra CHAMANE o CHAMÁN es de origen siberiano y su etimología es dudosa. En la lengua tungús, un saman es una persona que golpea un tambor, entra en trance y cura a la gente.

Para Claude Levi-Strauss el chamán es un creador de orden. Es decir, un maestro de la anomalía y el caos o un evitador de desorden. Además, se entiende al chamán como un especialista de toda clase de oficios, que era a la vez, médico, farmacólogo, psicoterapeuta, sociólogo, artista, filósofo, abogado, astrólogo y sacerdote. Mircea Eliade, por su parte, señala que los chamanes son técnicos del éxtasis que se especializan en un trance en el curso del cual, se considera que su alma deja el cuerpo para emprender ascensiones celestes o descensos infernales.

En síntesis, el chamán, es el maestro de éxtasis místico; es el hermeneuta espiritual que intenta escudriñar e interpretar las ideologías, mitologías, metáforas y simbologías de nuestra conciencia, y sobre todo sub-consciencia. Para dicha tarea, el vehículo que se emplea (en el caso amazónico), es el enteógeno Ayahuasca. Así el chamán, es el especialista de un TRANCE voluntario durante el cual, el alma abandona el cuerpo para emprender ascensiones al Cielo, para ingresar en zonas sagradas, desde donde es posible RENACER espiritualmente y curarse.

NUESTRA PROPUESTA
NEO-CHAMÁNICA

Siendo conscientes del gran valor histórico que tienen todos estos hechos culturales, y siendo conscientes también de la legitimidad que acompaña a cada época, es decir, al aporte que le corresponde dar a cada sociedad, a cada cultura, a cada persona, hemos asumido en los actuales tiempos, nuestra condición NEO-CHAMANICA.

Esta posición neo-chamánica, tiene que ver con la red mundial de personas que estudian y viven en sus propias carnes -y en lo más profundo de sus mentes y almas- todo lo relacionado con las plantas sagradas, sustancias enteógenas, estados modificados de conciencia, neo-chamanismo, Psicología Transpersonal, nuevo paradigma de la ciencia, nuevas teorías de la evolución y la genética, etc.

Así, nuestra práctica chamánica, se basa en la actual información académica, de disciplinas como la Psicología, Antropología, Química, Etno-botánica, Medicina, Sociología, Arte, Filosofía, y muchas otras disciplinas más, que constituyen las ciencias humanas, y el legado tradicional del saber sagrado de nuestros ancestros.

Nuestra práctica neo-chamánica, en base a la herencia recibida de nuestros ancestros, tiene como punto fundamental, primero, rescatar la invalorable tradición que durante milenios a pervivido y, segundo, descubrir y desarrollar el saber sagrado que toda época y toda persona lleva latente.

En tal sentido nos consideramos Neo-chamanes Ayahuasqueros. Todo nuestro trabajo se basa fundamentalmente en la planta maestra Ayahuasca. De ella hemos aprendido todo lo que sabemos, y con ella seguiremos, porque se trata de la mayor espiritualidad que nuestra cultura ha descubierto.

Pero es importante entender que las religiones, religiosidades, rituales místicos, así como las manifestaciones artísticas o las instituciones jurídicas, no se hallan fijadas para toda la eternidad en un momento específico de la trayectoria histórica, sino que son productos de la consciencia, típicos de dicho momento específico. En tal sentido, la comprensión de estos eventos culturales, en nuestro caso las tomas de Ayahuasca, tiene que tener en cuenta el contexto particular de cada época.

En este sentido, beber Ayahuasca en las modernas metrópolis del siglo XXI, es tan legítimo, como lo hicieron nuestros ancestros en sus pequeñas aldeas rurales. La tomas de Ayahuasca del hombre contemporáneo tienen el mismo sentido que las del hombre nativo. Es decir, se asume beber la Ayahuasca para auto-examinarse o consultar con el maestro interior. La diferencia es que ambas actitudes son asumidas en contextos distintos históricamente

¿QUÉ ES LA PSICONAUTICA CON AYAHUASCA?

Fue Ernest Junger, escritor alemán, quien acuñó el término Psiconautas, para referirse a los navegantes de la consciencia o del alma. En tal sentido, se entiende por Psiconáutica, a la disciplina o especialidad que estudia a los viajeros de la consciencia, que emplean como vehículo de exploración una substancia enteógena (en nuestro caso, la Ayahuasca). La mayoría de expertos en Psiconáutica en la actualidad, coinciden en señalar que las substancias enteógenas, ponen en actividad, funciones mentales que cotidianamente se encuentran adormecidas o inactivas. Esta psico-actividad, permite precisamente de manera súper consciente- reconocer o explorar, los confines de nuestra consciencia.

Psiconauticamente, la Ayahuasca nos permite experimentar una auto psicoterapia de regresión psicodélica, a través de la cual uno logra reconocer la evolución psíquica que ha desarrollado nuestra consciencia. Este proceso de comprensión profunda, del sentido de nuestra vida, experimentado personalmente, tiene su correlato en el proceso histórico que estamos viviendo. Así, uno se humaniza y naturaliza con la toma de conciencia que provoca la Ayahuasca, uno va tomando conciencia de la importancia y el valor que poseen nuestras antiguas mitologías y religiosidades.

¿ES LA AYAHUASCA
ADICTIVA Y TOXICA?

Sobre los supuestos riesgos de ADICCION y TOXICIDAD de la Ayahuasca, podemos decir contundentemente que NO PRODUCE ADICCIÓN, al contrario sirve para tratar las adicciones. En lo que se refiere a la adicción física, que suele producirse por la habituación del organismo a una sustancia cuya posterior carencia produce un síndrome de abstinencia, los enteógenos como la Ayahuasca, carecen por completo de este fenómeno, en tal sentido, es difícil que pueda llegarse a producir algún tipo de habituación.
Si bien el buen empleo de la Ayahuasca no presenta problemas físicos ni psíquicos, su mal empleo puede conllevar riesgos si no se tiene un conocimiento adecuado sobre su dosificación o sobre medicamentos con las que no se pueden mezclar. Por ejemplo, la medicación psiquiátrica, puede provocar severas intoxicaciones físicas de elevado riesgo, al ser mezcladas con la Ayahuasca. Por dicha tazón, abstenerse de su uso en caso de estar tomando medicación.
Actualmente, en la Fundación de Neuropsicología del Hospital Sant Pau, en Barcelona-España, se desarrolla una investigación de farmacodinamia de la Ayahuasca. Los resultados provisionales que está arrojando esta investigación ponen de relieve, entre otras cosas, la nula hepato-toxicidad de esta mixtura vegetal, último punto que era necesario aclarar sobre el efecto fisiológico de la Ayahuasca sobre el cuerpo humano.

¿ES LA AYAHUASCA
UN ALUCINÓGENO?

En principio, los efectos psicofisiológicos que produce la Ayahuasca, son tan complejos, que la palabra alucinógeno, no alcanza a cubrir toda la gama de reacciones. Más bien LA AYAHUASCA ES UN DESALUCINADOR. Estas plantas maestras, son mal llamadas drogas o alucinógenos, cuando realmente son desalucinadores, pues nos permiten percibir la realidad tal cual es, y salir de la alucinación cultural y social. Las plantas visionarias te proporcionan una experiencia directa de otras realidades, de la realidad ultima, de la realidad con mayúsculas: el gran misterio. Las plantas visionarias son seres vivos con los que es posible comunicarse al integrarlos en nuestro metabolismo, señala enfáticamente Juan José García Piñeiro, Antropólogo de Campo y Psiconauta, Explorador de La Conciencia.

¿QUÉ SE NECESITA PARA BEBER AYAHUASCA?

A excepción de cumplir con una dieta antes y después de beber la Ayahuasca, e informarse pertinentemente sobre qué es la Ayahuasca, no se necesita nada más. Con esto queremos aclarar, que cualquier otro utensilio, atuendo, artefacto o elemento adicional, parte de la parafernalia tradicional, son sólo circunstanciales o relativos.
Para beber Ayahuasca, no se requiere de coreografías, ni música específica, ni rebuscadas palabras mágicas. Para beber Ayahuasca, solo necesitamos nuestro cuerpo en dieta o ayunas y nuestra voluntad resuelta a extender y explorar nuestra consciencia.

¿CÓMO USAR LA AYAHUASCA?

Se reconocen varias maneras de beber Ayahuasca; todas nos parecen legítimas y dignas de ser practicadas, con el pleno conocimiento del caso.
PRIMERO, EL USO O ASPECTO LÚDICO.
Que consiste en gozar de la experiencia-existencia, del compartir un espacio mágico de tiempo con personas próximas o escuchar música reposada, aprovechando la aguda sensibilidad que provoca la Ayahuasca. No hay propósitos terapéuticos ni trascendentales, pero estos de todas maneras se manifiestan.
Jonathan Ott, ha comentado que en sus viajes enteobotánicos, varios chamanes, le han confirmado que ellos también usan los enteógenos con propósitos similares (lúdicos), sin más intención que compartir un espacio común, sin tener en estas sesiones intenciones terapéuticas o religiosas.
Con respecto a este tipo de uso, también se ha generado un conjunto de prejuicios, que califican o descalifican- a este tipo de experiencia como una burla o profanación a la Planta Sagrada. Nada de eso, ni burla, ni profanación, porque la experiencia con Ayahuasca no tiene por qué ser, el equivalente al ingreso en un campo de concentración nazi. Al contrario, la experiencia con Ayahuasca promueve la Libertad de Conciencia, y nos lo propongamos a no, lo terapéutico y místico siempre brotará
SEGUNDO, EL USO O EMPLEO TERAPÉUTICO.
El objetivo es la rehabilitación psicológica del paciente Distingamos la visión del mundo arcaico y la del mundo moderno. En la concepción chamánica los desarreglos en la salud de las personas siempre vienen ocasionados por una falta de harmonía entre el ser y el entorno o si se quiere, entre la persona y su propio centro psíquico-. En este caso, es el chamán, quien bebe la Ayahuasca y mediante rituales, plegarias, aspirando el mal del cuerpo del paciente, recetando las plantas medicinales apropiadas, ofrecerá el veredicto que del mundo espiritual le arribe.
Si en el mundo arcaico es el chamán que ingiere el preparado enteogénico, en la práctica de la psicoterapia con psiquedélicos en el mundo moderno occidental es el PACIENTE quien atravesará la experiencia. Así, en las actuales psicoterapias es el paciente quien ingiere las substancias enteógenas, y es en la consciencia del paciente donde sucede todo el proceso de catarsis y amplificación de la consciencia.
TERCERO, el uso o aspecto MÍSTICO RELIGIOSO.
Consisten en llevar la percepción más allá de la conciencia individual, para trascender los límites de lo personal. Las personas que han vivido este tipo de experiencias, suelen referirse a ellas diciendo que no hay palabras para expresarlas. En cierto sentido, el problema no es tan sólo que no exista un vocabulario apropiado en nuestro lenguaje para categorizar el contenido de las experiencias místicas, sino que posiblemente la cuestión radica en que la naturaleza de las mismas no es convertible a lenguaje, o que este a no ser que se utilice la forma poética-, no puede evocar los contenidos emocionales asociados a la vivencia espiritual.
En culturas ágrafas, estos contactos con lo numinoso o lo invisible, se han utilizado para dar cohesión al grupo, para iniciar a sus miembros en los mitos de esa cultura y para realizar rituales colectivos que refuercen y den un mayor sentimiento de pertenencia a su cultura.
CUARTO, LOS RITUALES DE INICIACIÓN.
Que se han practicado en innumerables sociedades y que consisten en romper con una visión del mundo que se considera caduca para nacer a una nueva visión más adecuada a las nuevas responsabilidades o roles sociales del individuo. Estos rituales se han llevado a cabo principalmente en dos tipos de momentos de la vida de una persona.
Primeramente se han llevado cabo en el período de transición de la infancia a la vida adulta, cuando el joven llega a la pubertad y ha de dejar el mundo de los juegos, del vivir al amparo de sus progenitores, para pasar a asumir responsabilidades entre el mundo de los adultos por ejemplo, empezando a conseguir su propia caza, a formar una familia y tener cuidado de su propia vida y participar en los quehaceres colectivos de su poblado-.
En el segundo caso los rituales iniciáticos se han dado en momentos de transición y entrada a una profesión nueva, sobretodo al oficio del chamán, la persona que entrando en contacto con el mundo anímico de la naturaleza hace de puente entre este y los miembros de su población para sanar o para armonizar la vida de las personas con el entorno.
Un caso más civilizado vendría a ser representado por la Grecia clásica, en el que las ceremonias colectivas llevadas a cabo en el templo de Eleusis, dedicado a las diosas Démeter y Perséfone, suponían una iniciación al conocimiento de los secretos del mundo místico oculto a la vida cotidiana.
QUINTO, EL USO PSICONAUTICO
Cuyo propósito es la exploración de la consciencia en todos los niveles. Consiste en un reconocimiento de todo lo que se halla almacenado en nuestra consciencia y sub-consciencia y la identificación (y ulterior desarrollo) de las infinitas potencialidades mentales.
Debemos remarcar que no existe línea divisoria entre esta variedad de usos de la Ayahuasca que acabamos de exponer. Si lo hemos relatado así es para dar una idea más clara de cada una de las clases de vivencias que pueden presentarse en una sesión enteogénica, pero a la hora de la verdad todas ellas pueden suceder durante una experiencia. El flujo de la sesión puede tomar los senderos que en cada momento le plazca, sin tener en cuenta los deseos del psiconauta. Los textos de la psicología transpersonal, observan que existe dentro de cada persona un CURADOR INTERIOR, o un guía, que tomará en cada momento el camino que juzgue más oportuno para cada cual dependiendo del contexto en el que se realice la sesión o la situación personal del navegante. Lo que ha de hacer este no es más que DEJARSE LLEVAR por lo que acontezca y aceptar, con precauciones pero sin resistirse, a la naturaleza de la experiencia. No hay nada más equívoco que el esperar tal o cual cosa de una sesión, puesto que el mantener la atención fija en una esperanza mental no dejará espacio para lo que se presente a la hora de la verdad.

¿POR QUÉ LA AYAHUASCA ES ENTEÓGENO O PSICODÉLICO?

Enteógenos y psiquedélicos son dos neologismos del griego clásico que refieren en ambos casos a la mente humana, el espíritu o el alma. ENTEÓGENOS significa CONVOCAR LA EXPERIENCIA DIVINA EN EL SÍ DE UNO MISMO, mientras que PSIQUEDÉLICO significa DESVELADOR DEL ALMA. En ambos casos, lo que está en juego, es la experiencia interior, lo que durante el siglo XX se ha ewcinicido como el inconsciente, o aquello que la mente humana ESCONDE al estado de percepción habitual de la mente. A pesar de que nadie se acaba de poner de acuerdo sobre lo que es o deja de ser el inconsciente, podemos tomar dos o tres definiciones generales dentro de lo que ha representado la historia de la psicología.
Con Freud, el inconsciente representó una especie de baúl de los recuerdos en el que se acumulaban experiencias biográficas traumáticas, que en su tiempo no fueron asimiladas, comprendidas o integradas. Para Jung, otro de los pilares de la psicología del siglo XX, el inconsciente pasaba a ampliarse con todo lo que en la literatura religiosa dio en llamarse experiencias místicas, o contactos con lo numinoso. Una síntesis de ambos conceptos, enriqueciéndola con la experiencia iniciática de muerte-renacimiento, queda representada por el marco teórico del psiquiatra checo Stanislav Grof. De todas formas una de las propuestas más sugerentes sobre la naturaleza de la mente humana fue hecha por un filósofo: H. Bergson. Este pensador francés comparó a la mente humana con un receptor de radio que podía captar información de todo lo existente, de todos los acontecimientos del universo, pero que en cierta manera operaba habitualmente como un filtro a esta realidad inabarcable, para así posibilitar que el ser humano pudiese operar en la vida cotidiana.
En suma, la experiencia enteodélica puede desvelar temas a los que la persona está poco habituada, sean ya recuerdos biográficos, replanteamientos sobre su propia situación vital, o espacios cósmicos sobre los que la concepción moderna de la realidad está poco acostumbrada a tratar. A un nivel de sensaciones placenteras o dramáticas, la experiencia puede ir desde la beatitud mística, pasando por la incomodidad de la visión de aspectos de uno mismo que no se desean atender, a la angustia del encontrarse suspendido en un mundo psíquico sin puntos de referencia -o al éxtasis del nacer a una renovada concepción de la existencia.